¿Qué sofá elegir para decorar un estudio u oficina?

sofa mora portada

Cuando buscamos un sofá, debemos contemplar posibilidad de que el mueble no siempre vaya a ocupar el mismo espacio ni para la misma finalidad, es decir un espacio de recreación. Estos muebles son perfectamente funcionales para espacios de trabajo, ya sea como decoración, ofrecer un espacio confortable para hablar con clientes, o simplemente tener un asiento cómodo para leer. En este artículo hablaremos de los puntos más importantes a la hora de elegir un sofá para nuestra oficina.

Define el tamaño

Como hemos dicho en otra oportunidad, el tamaño es clave a la hora de buscar un nuevo sofá. Ya sea para una sala de estar, o en este caso para nuestra oficina, será muy importante decidir anticipadamente qué sector de la habitación ocupará, además de la disposición.

Con este dato, además del número de plazas que te gustaría que tenga, ya podemos comenzar la búsqueda del asiento ideal para nuestro espacio de trabajo.

Define el uso del sofá

Una vez decidido el espacio a ocupar por el asiento, otro paso importante será resolver el destino del mueble, el cual estará relacionado estrechamente con nuestro trabajo: ¿Vamos a recibir clientes en nuestra oficina? ¿Nos visitarán individualmente o puede venir más de uno? ¿O simplemente nuestra oficina será un espacio personal para trabajar? Estas preguntas definirán que tipo asiento elegiremos.

Si deseas crear un espacio para recibir a tus clientesun par de butacas pueden darte la comodidad necesaria además de optimizar espacio. También podemos adicionar un sofá de dos cuerpos, en caso de recibir más de un cliente.

Otra buena elección podría ser un sofá seccional, que además de darte la posibilidad de asientos perpendiculares, aportará una separación entre el escritorio de trabajo y el espacio de reuniones.

Combina bien los colores

Finalmente, una vez resuelto los puntos relacionados al tamaño y destino del asiento, solo nos queda observar que el tapizado del sofá vaya acorde al ambiente que vaya destinado.

Lo mejor en estos casos será optar por colores neutros, ya que serán muy fáciles de adaptar a cualquier estilo decorativo.

Asimismo, no debemos descuidar el orden y la visión, fundamentales para un lugar de trabajo. Por lo tanto, sería bueno para la oficina elegir un sofá con líneas rectas.

Para concluir, no podemos dejar de mencionar la importancia de considerar tapizados de fácil limpieza, ya sea que sean resistentes a las manchas o sean impermeables.

De esta forma, podemos notar que contamos con varias opciones a la hora de amoblar nuestro estudio u oficina. Sólo será necesario tener en cuenta tanto el tamaño como el uso que le daremos al asiento. De modo que sólo deberemos buscar el sofá que mejor se adapte a nuestras preferencias.

CONTENIDO