35% de descuento en sillones seleccionados con entrega inmediata abonando de contado efectivo hasta el 10 de Octubre

Av. Directorio 2378

C1406 GZZ, Buenos Aires

+54 9 11 2590 9704

Preguntanos por Whatsapp

Sillón de Cuero o Cuerina: ¿Cuál es mejor?

Relax Romeo

A la hora de pensar en el tapizado de nuestro sillón contamos con múltiples opciones de telas para elegir, incluso tenemos variedad entre sillones de cueros, pudiendo optar entre cuero animal o cuerina. ¿Son iguales? ¿Cuestan lo mismo? ¿Cuál es mejor? Seguí leyendo nuestro artículo, enseguida te contamos las ventajas y desventajas de cada uno.

¿Qué es la cuerina?

Antes de analizar las ventajas de cada uno, averigüemos que es la cuerina. También conocida como polipiel o cuero sintético, es un material producido completamente por el hombre, a diferencia del cuero real o animal.

Surgida en el S. XIX en Alemania, su uso se masificó durante la segunda Guerra Mundial debido al racionamiento del cuero animal.

Originalmente, la materia prima para su producción era la celulosa de papel. Con la llegada del petróleo pasó a fabricarse con plástico. Actualmente, para reducir el uso de materiales que no son biodegradables, se está implementando el uso de fibras vegetales en el cuero sintético.

¿Cuál es la mejor opción?

Todo dependerá del uso que le des: si será parte de un espacio de reuniones o decorativo, que integrantes de tu circulo lo disfrutarán, presupuesto, entre otros factores.

  • Precio: Si contas con un buen presupuesto, podés optar por un sofá de cuero real. En cambio, si por el momento preferís destinar menos dinero para el asiento de tu sala de estar, el sofá de cuerina te permite ahorrar hasta un 50%.
  • Durabilidad: Si buscas un asiento que perdure por muchos años, el sofá de cuero es la opción mas elegida debido a la dureza de la piel. Por su parte, gracias a las propiedades del plástico, el sofá de cuerina permanecerá en tu sala por mucho tiempo, aunque menos que el de cuero.
  • Limpieza: Limpiar el sofá de cuero no es imposible ni mucho menos, pero como te contamos en nuestro artículo, es importante contar con una metodología eficiente y que no dañe el cuero. El cuero sintético es la opción adecuada si no contas con tiempo para la limpieza: un trapo húmedo será suficiente.

Como ves, cada día contamos con más alternativas a la hora de comprar sofás, cada una de ellas adaptada a los gustos y posibilidades de cada persona. Solo falta decidir cual responde  mejor a nuestras preferencias.