35% de descuento en sillones seleccionados con entrega inmediata abonando de contado efectivo hasta el 7 de Agosto

+54 9 11 2590 9704

Preguntanos por Whatsapp

¿Cómo eliminar una mancha de tinta de un sillón de cuero?

Sillones de Cuero de Esempi Diseños

De todas las manchas posibles, la de tinta es una de las más temidas. Y no es para menos si tu sillón de cuero es blanco. Ya sea porque olvidamos una lapicera y explotó, porque estamos escribiendo en el sillón y dejamos algún trazo o simplemente por alguna travesura de niños, es algo que puede pasarle a cualquiera con sillón.

Pero no todo está perdido, aún tenemos posibilidades de quitar esta mancha de tu sillón de cuero, con productos caseros.

Antes de empezar, te recordamos que siempre es mejor contar con un servicio profesional para limpiar tu sillón, y si optas por tomar el asunto en tus manos, probar antes cualquier truco en un lugar poco visible.

Primeros auxilios contra la tinta fresca

Si decidís actuar por tu cuenta, recordá la regla de oro para las manchas: hay que ocuparse al momento.

Si detectaste la mancha inmediatamente, podes usar una servilleta de papel o de tela para absorber la tinta fresca.

Es importante no frotar, solo cubre para retirar la tinta. Cuando esta haya pasado a la servilleta, repetí este paso con un sector limpio de la servilleta o una nueva, mientras más tinta retires del cuero, mejor.

Otro método que puedes usar es cinta adhesiva. Al igual que la servilleta, la cinta tomará la tinta que no pertenece al cuero. Recomendamos que sea una cinta con adhesivo suave, ya que, si tiene pegamento fuerte, puede ensuciar el cuero o incluso romperlo al levantarla

¿Qué hacer con la tinta que logró adherirse al cuero?

Una vez sacado el excedente, queda ocuparse de la tinta que logró adherirse al cuero. En este caso podemos recurrir al alcohol isopropílico, detergente lavavajillas o vinagre, estos dos últimos diluidos es agua.

Tené en cuenta que el cuero no es como otras telas, es necesario tratarlo con suavidad. No frotes sobre la mancha. Lo mejor es dar toques con un paño blanco o un hisopo, apenas húmedos con alguno de los líquidos sugeridos.

Al terminar de retirar la mancha, recordá enjuagar y secar, con diferentes paños, y acondicionarlo para devolver su brillo.