35% de descuento en sillones seleccionados con entrega inmediata abonando de contado efectivo hasta el 7 de Agosto

+54 9 11 2590 9704

Preguntanos por Whatsapp

¿Cómo limpiar y alargar la vida de un sillón de cuero?

Sillon de Cuero Chesterfield, de Esempi DIseños

Hablemos de sillones de cuero: esa parte esencial de la decoración de un living que también funciona como lugar de descanso o reunión con amigos, también requiere cuidados para asegurar que esté en perfectas condiciones y estado.

Cualquiera sea el lugar que ocupe es importante mantener limpio tu sillón de cuero y conservar su brillo. ¿Cómo se hace? ¿Se limpia igual que otros muebles? ¿Solo se limpia? ¿Puedo usar cualquier producto? En este artículo respondemos esas dudas.

¿Cómo se limpia un sillón de cuero?

Al menos una vez por semana tenés que limpiar el polvo de los sillones de cuero

Para esto podés usar una franela, rociada con lustramuebles en aerosol para empezar a quitar el polvo. También podes usar un cepillo de cerdas suaves para barrer las migas, pelos u otros restos sólidos. 

Otra opción muy práctica es la aspiradora de mano. Si optas por esta opción, es importante aspirar en las costuras, botones y otros recovecos donde se acumule el polvo. 

Una vez retirado el polvo, podés pasar a las cremas para limpiar y humectar cuero o telas múltiples. Esto ayudará a aportar brillo y durabilidad al material de tu sofá.

Ante la duda, podes consultar la etiqueta del sillón de cuero o también consultar a quien te vendió el sillón de cuero sobre cuál es el mejor producto para tu sillón.

¿Cómo se saca las manchas de un sillón de cuero?

Los sillones de cuero no están libres de manchas. Ya sea por accidente o por el mismo uso (por ejemplo, las manos dejan marcas de grasa en el sillón de cuero). 

Si ya retiraste el polvo, lo mejor es  recurrir a los ya mencionados limpiadores para cuero. Es más seguro a la hora de tratar el cuero.

Si se terminó el limpiador para cuero o no sabes cual comprar, por suerte en casa también tenés varios productos de uso cotidiano con los que podés auxiliar tu sillón de cuero. 

Antes de limpiar tu sillón con productos caseros, es aconsejable probar cómo reacciona éste en un área poco visible, con el fin de minimizar riesgos en caso de que el producto no funcione.

Algunos ingredientes caseros que podes usar para limpiar sillones de cuero son:

  • Cerveza: Pasar con suavidad un paño humedecido con esta bebida. Luego enjuagar y secar
  • Clara de huevo: batidas a punto nieve (no se vuelca), se aplica sobre la mancha, dejar actuar unos minutos y limpiar.
  • Cáscara de naranja fresca: friccionar sobre la mancha
  • Vinagre blanco (no de cocina, acidez al 8%) además de limpiar, ayuda a neutralizar olores. Debe ser mezclado en un atomizador con agua en una proporción de 1 a 1 (ej: una taza de vinagre con una taza de agua).
  • Jabón líquido neutro, para manos o ducha (para bebés), tambien en la misma proporción que el vinagre (1 a 1).

Buenas noticias: ¡tu sillón de cuero está limpio!, pero todavía no terminamos, nos queda un último paso muy importante: Sacar brillo.  

¿Cómo sacarle brillo a un sofá de cuero?

El brillo del cuero se debe a que en éste se produce aceite de manera natural, sin el cual puede cuartearse (se generan grietas). Es necesario acondicionarlo luego de cada limpieza. 

Una vez más, podés usar cremas para hidratar el cuero. Pero si necesitas algo más casero, usando un trapo limpio apenas humedecido, podes usar algunos de estos ingredientes:.

  • Leche descremada
  • Vaselina
  • Aceite de oliva

El excedente lo retiras con un paño seco. Recuerda siempre probar en alguna superficie escondida antes de aplicarlo a todo el sillón de cuero.

Conclusión

Una de las razones para elegir comprar un sillón de cuero es su durabilidad, en comparación a los de tela. 

Pero cuidar el producto es fundamental para que se vean como nuevo durante mucho tiempo.

Además de limpiarlo, recomendamos lo siguiente para alargar la vida útil de tu sillón de cuero:

  •  Alejar el sillón de fuentes de calor, como estufas, chimeneas o radiadores, ya que eso seca el cuero.
  •  Protegelo de la luz solar directa, por la misma razón que la anterior.