Cómo limpiar y lavar tu sillón o sofá ▷ Guía Completa

Contenido
Como limpiar un sofá o sillón

Tu sillón o sofá representa uno de los elementos decorativos más importantes de la casa, ya que es lo primero que ven y usan las personas que viven y visitan tu hogar.

Como es de uso frecuente, siempre está expuesto a manchas o suciedad, así que es necesario contar con métodos sencillos y prácticos para limpiar y lavar tu sillón o sofá de una forma fácil y rápida.

Es recomendable realizar una limpieza superficial al menos cada dos semanas, con el objetivo de quitar polvo, residuos de comida (galletas, golosinas, etc.), o pelos de mascotas que pueda quedar en el sofá.

Una aspiradora o un paño húmedo para quitar el polvo, y una limpieza mas profunda con el limpiador adecuado o agua y vinagre es suficiente para la mayoría de los sillones.

Pero si el problema es una mancha, acá debes realizar una limpieza más profunda.

Lo primero que debes tener en cuenta es tener los instrumentos necesarios para hacer esta tarea. Por suerte, la gran mayoría se puede conseguir en cualquier negocio de limpieza:

  • Plumero
  • Guantes
  • Botella rociadora o atomizador.
  • Paño de microfibra.
  • Aspiradora
  • Cepillo de pelo de cerdas suaves.
  • Esponja natural.
  • Recipiente para agua, tibia o fría.
  • Producto limpiador especial para cueros o telas.
  • En caso de no tener lo anterior, limpiadores naturales como vinagre o bicarbonato de sodio también servirá.

Cómo limpiar un sillón según el material

Con el propósito de que no dañes el tejido de tu sofá, te indicaremos las diferentes alternativas para limpiar tu sofá de acuerdo con el material con el que está fabricado.

Pasos para limpiar un sillón de tela

Verenna
Sillon Varenna, de Esempi Diseños

Antes de arrancar con la limpieza, si es posible, te recomendamos contactarte con la persona que te vendió tu sillón para ver si debes tener algo en mente antes de limpiar o si el sofá cuenta con alguna etiqueta de limpiado.

Esto ayudará a evitar estropear tu sofá por usar algún producto limpiador que no estaba recomendado.

El primer paso que debes realizar es retirar y limpiar el polvo del sillón. Si teenes una aspiradora, pasale por todas las superficies, grietas, y debajo de los almohadones para dejarlo bien prolijo.

En caso de que no tengas aspiradora para esto, un trapo limpio ligeramente mojado también conseguirá el mismo resultado.

El segundo paso es limpiar las manchas. Si tu sofá permite sacarle la tela, solamente tenes que mandarlo al lavarropas y listo; esta es la forma más rápida de limpiar y sacar las manchas.

Si no se puede, el próximo paso que debes hacer es diluir en un litro de agua tibia, un vaso de vinagre y una cucharada de bicarbonato de sodio.

Para comenzar a limpiar las manchas de sofá, primero comienza mojando la punta del paño o trapo con la mezcla y aplícalo en la mancha que quieras eliminar haciendo movimientos circulares. Si ves que la mancha empieza a ceder y la tela toma ningún color anormal, ya puedes empezar a trabajar de manera cómoda.

Aplica la mezcla siguiendo la misma técnica en todos los lugares donde necesites hasta que ya no quede más manchas. Al finalizar este trabajo, solo pasa un trapo húmedo por todo el sillón para hacer una última limpieza general.  

Si tu sillón es de color blanco, en vez de utilizar lo anterior, reemplázalo por percarbonato de sodio, un compuesto químico que tiene la misma función limpiadora pero que además blanquea. ¡Perfecto para sillones de este color!

En este caso lo que harás es tirar 2 cucharadas de este químico en un litro de agua tibia. Mojarás tu trapo o paño y lo aplicarás de la misma forma que en el caso anterior, pero en este caso dejarás que la solución actúe sobre la superficie por 5-10 minutos. Luego solo retira el excedente (si es que hay) con un trapo. 

Pasos para limpiar un sillón de cuero

Trento
Sillon Trento, de Esempi Diseños

Los sillones y sofás de cuero tienen la particularidad que su propio material produce de manera natural un aceite que protege su superficie. Pero esto no es ilimitado y con el tiempo puede requerir un poco de ayuda nuestra para lograr mantener la misma calidad, color, y brillo de siempre.

Como consejos para el cuidado general, se recomienda limpiar el sillón con un producto de limpieza correspondiente para este tipo de telas.

Se puede encontrar fácilmente en tiendas especializadas u online. Además de eso, también se debe mantener el sofá lejos estufas o lugares donde haya calor, ya que esto seca la tela y hace que dure menos.

Ahora si lo que tenes es una mancha en tu sofá de cuero, debes seguir los siguientes pasos:

Si la suciedad recién se ha caído en la superficie y todavía está húmedo, aplica un trapo para absorber la mayor cantidad de líquido y así evitar que la mancha se agrande. Bajo ningún concepto realices movimientos, ya que esto solo hará que lo que se haya caído de esparza más.

Si la mancha es vieja entonces no hay apuro. El primer paso que debes realizar es pasar una aspiradora por el sofá para quitar el polvo. Si no contas con una aspiradora, un trapo con un poco (lo menos posible, ya que en abundancia puede debilitar el cuero) de agua tibia para absorber todas las partículas.

¡No te olvides de limpiar las uniones y hendiduras! Ya que ahí es donde más se acumula polvo.

Luego debes tomar tu producto preferido para limpieza de cueros, aplicarlo en un trapo y realizar los movimientos delicados sobre todo el sofá.

Si contas con etiqueta, no te olvides de revisarlo para ver si hay algún químico que debes evitar al limpiar tu sillón. Ante la duda, proba aplicar el limpiador en algún lugar que no se vea y verificar que no haya ninguna decoloración.

En caso de que no tengas un producto especial, otra forma de limpiar el sofá es mezclando vinagre diluido (igual cantidad de agua para igual cantidad de vinagre) en agua a temperatura ambiente. Si tenes agua destilada mucho mejor, ya que el agua de la canilla puede contener químicos que pueden dañar el cuero.

No te olvides de escurrir el agua del paño antes de aplicarlo en el sofá, ya que el exceso de agua puede debilitar el cuero.

Para tratar las manchas de grasa podes utilizar bicarbonato de socio. Aplica un poco sobre la mancha que quieras sacar y espera un rato mientras el producto actúa.

Es importante no utilizar agua en este caso, ya que puede hacer que la grasa se quede más en el cuero. Luego de unas horas, con un cepillo pequeño trabaja sobre la mancha que quieras eliminar.

Pasos para limpiar un sillón de microfibra

Dubai
Sofá Dubai, de Esempi Diseños

Los sillones de microfibra son un poco más fáciles de limpiar y quitar manchas. Solamente hay que ser cuidadoso y seguir los pasos que te recomendamos.

En primer lugar, como siempre, es importante pasar una aspiradora por todas las superficies para sacar todo el polvo y restos orgánicos que pueda tener el mismo. No te olvides de pasar también por las uniones.

Antes de comenzar a limpiar las manchas en el sofá de microfibra, recomendamos siempre revisar si el mismo tiene alguna etiqueta con recomendaciones sobre cómo proceder con la limpieza; a veces el material puede no aceptar agua.

Si no estás seguro, prueba utilizar la solución que debajo recomendamos en una parte que no se vea del sillón para ver si no hay alguna decoloración.

Para quitar las manchas lo ideal es utilizar alcohol isopropílico, que lo pondrás en un atomizador. En caso de que no tengas agua y vinagre en iguales cantidades también servirá.

Agrega cualquiera de las dos soluciones en el atomizador y aplícalo sobre la mancha que quieras eliminar.

Después agarra una esponja (como las de la cocina o naturales; pero nueva y en lo posible sin color ya que evita que el color se transfiera a la tela) o una toalla y realiza movimientos circulares sobre la mancha que quieras eliminar.

Luego de esperar un poco a que se seque el material, notarás que la zona donde limpiaste puede estar un poco duro. Si es así, utiliza un cepillo para quitar el residuo sobre la zona donde trabajaste. Esto debería ser suficiente para dejar el sofá como antes.

Recomendaciones generales para limpiar un sofá

Prepara el lugar donde realizarás la limpieza, este debe ser un espacio amplio y ventilado.

Asegúrate de que el sofá, indiferentemente del tipo de tela, no le pegue directamente la luz, de preferencia colócalo a ventilar o secar en la sombra.

Antes de trabajar con el limpiador, siempre pasa la aspiradora para quitar polvo y restos de comida que puedan haber quedado en el sillón.

Antes de aplicar algún producto químico sobre el sillón verifica si los componentes no están contraindicados para algún tipo de tela de sofás. En caso de que no tengas etiqueta, prueba la solución en algún lugar que no se vea.

Conclusiones

¡Esperamos que los consejos compartidos acá te sean útiles! Limpiar un sillón o sofá no es tan complicado, pero es importante seguir los pasos cuidadosamente y, en lo posible, tener el producto de limpieza adecuado para cada tela.

Aunque el producto limpiador puede ser reemplazado por ingredientes que uno puede encontrar en casa, siempre es mejor utilizar un producto especialmente diseñado para lo que querés lograr.

¡Te invitamos a nuestros nuestros sofás y sillones!