Av. Directorio 2378

C1406 GZZ, Buenos Aires

+54 9 11 2590 9704

Preguntanos por Whatsapp

¿Cómo se decora un sillón con mantas?

Fuente: https://casa-web.com.ar/wp-content/uploads/2020/08/Mantas-de-lana-tejida-para-sofa.jpg

Las mantas sobre los sillones son una pieza importante de decoración, pues pueden ser tanto funcionales como decorativas. Ya sea que cuentes con un sofá-cama para tus invitados, gustes acurrucarte para leer o ver televisión, o simplemente darle un nuevo estilo a algún asiento, contar con una manta será la clave para ampliar los usos de tu sofá. Si querés conocer los mejores tips para adornar tu sofá, seguí leyendo nuestro artículo.

Identificar

Para empezar, es fundamental saber que no es lo mismo cualquier manta, doblada o abierta, puesta en un sillón o sofá.

¿Cuándo se dobla una manta? Si te gusta mantener el orden, tenés una manta liviana, o piensas destacar un asiento individual, es recomendable doblar la manta.

Por el contrario, si prefieres una decoración informal, tenés un sofá seccional en tu living, o tu manta es gruesa (de lana trenzada o piel sintética), es mejor lucirla sin doblar.

Fuente: https://casa-web.com.ar/wp-content/uploads/2020/08/Mantas-rusticas-modernas-para-sofa.jpg

¿Cómo y donde?

  • Modo Cascada: Consiste en ubicar la manta, doblada o abierta levemente, desde el respaldo hacia el asiento del sofá, simulando una cascada. Este estilo es válido para mantas tanto gruesas como livianas. Las mantas gruesas, lana o piel sintética, podrán lucir su tejido, logrando un contraste entre manta y sofá, mientras que con una manta liviana, su “caída” será mucho más parecida a un salto de agua. Ideal para un sofá de tres cuerpos.
  • Extendida: Como indicamos anteriormente, en caso de optar por una manta pesada, de lana o con peluche, lo ideal es dejarla extendida de modo que luzca su textura. Estas mantas quedan perfectas en un sofá seccional.
  • Doblada:
    • En tres partes: Llevando los extremos al centro de la manta, permite que la manta quede ordenada aun después de ser ocupado el asiento. Esta forma es ideal para el modo Cascada.
    • En cuatro partes: Doblando la manta por la mitad dos veces, para formar un cuadro, permite acomodarla en prolijamente en el apoyabrazos tanto de un sofá como un sillón, dejandola a nuestro alcance.
  • Sin doblar: Consiste en dejar la manta sobre el reposabrazos o el asiento sin plegarla, como si hubiese sido “olvidada” ahí.

Antes de elegir el estilo que más te agrade para lookear tu sofá, es importante recordar:

  • No cubrir todo el mueble con la manta, a modo de funda; la idea es, además de vestir el sofá, es agregarle otra función.
  • Crear contrastes, ya sea entre las texturas, estampados o tonos.
  • Almohadones: no dudes es complementar con pequeños almohadones.